Despidiéndome de un gran equipo y un gran deporte

Por Carlos Gabriel Garza Garza
Graduando LRH

Cuando entré al equipo de voleibol en prepa, no sabía mucho del deporte. Llevaba casi 10 años jugando básquetbol, pero, en secundaria, un entrenador me dijo que me veía potencial y que podía destacar más en este deporte, y me cambié. A partir de ahí, jugué sin parar, entrenando todos los días hasta 3 ó 4 horas diarias. Mi mamá a veces me tenía que esperar en el carro ese tiempo para no dar vueltas de más, sacrificando salidas con mis amigos o novia… Pero me di cuenta que era el lugar donde pertenecía, que ahí se me olvidaban mis tristezas, mis enojos, todo lo sacaba en la cancha y esforzándome cada vez más.

Al segundo año de prepa mi sueño de ser seleccionado de Nuevo León e ir a una Olimpiada Nacional se me cumplió, y me di cuenta que, si trabajaba lo suficientemente duro, lograría más. Atravesé por lesiones: fracturas de tobillo, desgaste en la rodilla, dolores de hombro, pero nada de eso me hizo rendirme. Viví con la universidad una gran etapa, pues junto con mis compañeros, logré muchas cosas, como subir a 1ra división (en mi primer año quedamos en 3ro, segundo año en 2do y en mi tercer año ganamos y ascendimos), ganar varias medallas con la categoría juvenil, dos bronces y un oro, además del oro en playa. En una ocasión también fui seleccionado como parte del cuadro ideal, donde elegían a los mejores seis jugadores de todo el torneo, en fin.

Cuando volteo y veo las múltiples satisfacciones que me dio el deporte, ganar campeonatos, hacer amigos, obtener una beca para mis estudios de prepa y universitarios, te das cuenta que todo valió la pena. Que cada minuto que le invertiste dentro y fuera de la cancha, lo vas a recordar por toda tu vida. Que no solamente aprendes a jugar, sino a desarrollar valores como el respeto, la disciplina, la perseverancia, el saber ganar y saber perder… Esas son cosas que definitivamente no te enseñan en la escuela, y no las aprendes hasta que las vives en carne propia.

Hoy, unos días después de tocar la famosa campana y haber presentado mi tesis, abrazado a mis papás por su esfuerzo en toda esta travesía, no tengo sentimientos encontrados, ni nostalgia, ni tristeza. Pero en mi último partido, cuando mi entrenador se acordó y dijo unas palabras, cuando abracé a cada compañero y nos tomamos fotos al final, ahí fue cuando sentí un nudo en la garganta y tenía más ganas de llorar que nunca.

Cada etapa tiene que terminar. Ciertamente es difícil hacer este cierre, después de siete años y medio en el voleibol con la UDEM. Pero me voy sin arrepentimientos, sabiendo que dejé mi huella en la universidad y en el equipo, en mis compañeros y mi entrenador, y que aunque nunca fui el mejor jugador, mi personalidad impactó, de manera chica o grande, a mi equipo.

One comment

  • No importando lo bueno o malo, no importando lo alto o bajo que hayas sido, lo importante es que has logrado lo mejor que un atleta puede lograr, y es el llegar a titularte de una universidad que te dio todo, y tu como atleta regresaste lo mismo o más, porque en cada entrenamiento, en cada día, en cada juego, pusiste lo mejor de ti para ponerla siempre en lo más alto, tus padres día a día te dieron lo mejor, y hoy logras lo mejor que ellos han querido para ti, siempre verte llegar a lo máximo en tus estudios, en tus juegos, y todos los logros como atleta que tuviste.
    Los vi en una final de olimpiada gritando y animandote en esa final que quedará marcada en tu vida como uno de los mejores momentos de tu vida atlética, porque así como hoy culmina una de las cimas de tu vida, ese día culminante con el último punto una cima deportiva y fue ganar el ultimo punto y obtener con tus compañeros la medalla de Oro contra uno de tus rivales más fuertes, MUCHAS FELICIDADES Y SIGUE ADELANTE DOBLE FELICITACIONES A TUS PAPÁS QUÉ SON LO MÁS GRANDE QUE PUEDES TENER EN TU VIDA, ÉXITO EN TODO.
    LO QUE VIENE AHORA, PODRÁ SER LO MÁS DIFÍCIL EN LA VIDA, PERO ESTÁ PREPARACIÓN QUE HAS HECHO JUNTO CON TUS PAPÁS ES EL MOMENTO DE EMPRENDER EL VUELO Y LLEGAR A LUGARES MÁS ALTOS UN ABRAZO.

Submit a comment

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s