Ponen en práctica sus conocimientos en la misión

Mariel Andrea Reza Arroyo, LPS
Alumna misionera internacional de Perú 2017

Mis papeles para aplicar, listo; documentos enviados, listo; ahora a esperar. Todo un proceso para estar donde estoy ahora, cumpliendo un sueño que parecía ser imposible: misiones internacionales UDEM. En el camino surgieron dudas de todo tipo, ¿estoy lista?, ¿podré juntar el dinero necesario?, ¿quién será mi equipo?, ¿me llevaré bien con ellos?, ¿podré lograrlo? Un largo camino espiritual y emocional que permitió estar como misionera en Chimbote, Perú.

Pasacalles
Desfile con la comunidad del Sistema de Salud Verbo Encarnado

La ciudad nos recibió con los brazos abiertos desde el principio, ya que aprecian mucho la cultura mexicana. Puedo decir que me siento querida aquí, una palomita más a mi lista de dudas. ¿Mi equipo? Un grupo de 10 misioneros con un largo camino recorrido, 10 personalidades únicas, que si bien me costó estar a su altura, me han enseñado mucho, cada uno con una genuina preocupación por los demás y una disposición por poner su profesión al servicio de los demás.

Taller en la escuela
Talleres de salud en la escuela

Hemos realizado el trabajo en tres proyectos principales: en El Hospicio Santiago Apóstol y en La Clínica Santa Clara, ambos del Sistema de Salud Verbo Encarnado y en El Instituto Educativo Pablo Atusparia. El equipo está involucrado en todos, aunque unos más que otros, porque cada uno escogimos uno de ellos para ser líderes. 

 

Visita a comunidad 1
Equipo de visitas a comunidad

Por mi parte, el proyecto que elegí es en el Hospicio Santiago Apóstol. Desde un principio fue el que más me llamó la atención. Se trata de un lugar en donde atienden a pacientes muy enfermos, algunos en fase terminal, y otros que se encuentran abandonados por sus familiares. También atienden a pacientes en sus casas llamadas “visitas a la comunidad”. Se les apoya con cambios de postura corporal, consultas médicas, masajes y curaciones. También se les lleva la Palabra de Dios y el sacramento de la Comunión a quienes son católicos, a los que profesan otra fe se les respeta y se les brinda acompañamiento espiritual.

¿Cómo fue mi estancia en este proyecto? No tengo las palabras para describir todo lo que viví y aprendí aquí. Como estudiante de psicología, sé la teoría del paciente terminal y tengo los fundamentos, pero vivirlo, ponerlo en práctica, es muy diferente. A veces no existen teorías ni palabras para acompañar a pacientes que sufren, a familias en duelo. Sólo un corazón abierto y empático, un abrazo, una sonrisa, agarrar la mano del paciente, un cálido saludo. Son los pequeños detalles humanos y que no necesitan fundamentos teóricos ni muchos conocimientos.

Taller en la clínica
Talleres realizados en la clínica

Me tomó tiempo, paciencia, corazón y mucha oración para entenderlo. Platicando con los misioneros, con mi equipo, me di cuenta de que tal vez no sabemos siempre qué hacer, o si tenemos los mismos miedos, pero todos tenemos un corazón abierto a los demás. Tenemos la motivación y el amor que sobrepasa los errores, los miedos, las dudas y las dificultades.

 

Submit a comment

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s