Desarrollan sus 5 sentidos en Diálogos en la Oscuridad

Mtro. Fernando Leyva y alumnos de Self Coaching

El uso de los cinco sentidos es para la gran parte de la población la herramienta  cotidiana de interacción con el mundo. Cada uno de nosotros utiliza sus sentidos la mayor parte del tiempo para todo, trabajar, comunicarse, interactuar con la sociedad. Pero ¿qué pasa cuando uno de estos sentidos se pierde?

El pasado miércoles 14 de marzo el grupo de Self Coaching de la UDEM tuvo la oportunidad de visitar la exposición Diálogos en la Oscuridad que se presenta en el Planetario Alfa, esto con el fin de profundizar sobre la propia persona y el cómo utilizamos los sentidos en nuestra vida cotidiana…

La exposición tiene como objetivo profundizar en la forma en la que viven “en el mundo” las personas con discapacidad visual, ya que se realiza un recorrido de cerca de una hora por una ciudad en total oscuridad. Es interesante la forma en la que los sentidos se agudizan cuando falta la vista y sobretodo como procesamos y recordamos la información que ya tenemos en el cerebro para que así podamos “recordar” y movernos con más tranquilidad

“Me impresionó como olí los rufrles…”, “¡hey! y aquí hay agua”… “es una banca… si es una banca”… “esta es una playera de futbol…” “tengo miedo, dame la mano, ¿te puedo abrazar?”… son solo algunas de las frases que los jóvenes expresaron durante el recorrido. Y en la vida diaria ¿nos dejamos sorprender? ¿Pido un abrazo sincero? ¿Soy capaz de caminar con otros?

Pereciera que usar los sentidos es de lo más común pero valdría la pena preguntarnos ¿cuándo hemos observado en vez de ver, o escuchado en vez de oír o simplemente sentir por encima de toca? Caminamos constantemente en un mundo donde las personas interactuan todo el tiempo pero gracias a las “tecnologías” estas interacciones se han vuelto cada vez más virtuales. Tocamos y miramos el celular sin pensar observar y sentir la información que compartimos.

Esta experiencia para muchos llega al corazón, permite abrir y ver más allá, darnos cuenta de lo frágiles que somos y sobretodo de los necesitados unos de otros… Dejemos a un lado nuestras barreras físicas y no hablo de las del propio cuerpo sino de las que nos ponemos nosotros mismos con las acciones, redes sociales o incluso actitudes que solo nos hacen ver información pero no observar lo que nos rodea.

 

Submit a comment

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s