Se preparan para Misión Internacional

“Antes de formarte en el seno de tu madre, ya te conocía; antes de que tú nacieras, yo te consagré, y te destiné a ser profeta de las naciones” (Jer 1,5)

Nunca lo sabes con certeza al principio; empieza como una duda y te da curiosidad saber qué se siente ser misionero, ¿por qué la gente regresa tan feliz y con ganas de volver? Y al ir de misión te das cuenta de lo que hablaban, inexplicablemente te enamoras de la gente, de tu fraternidad, de cada momento que vives con ellos, de Dios. Descubres que era Él quien te hablaba, poco a poco te acercaba a él, sólo tenias que dejar de dudar o tener miedo, aceptarlo y dar el paso.

WhatsApp Image 2018-05-16 at 3.08.24 PM (1)

Desde que entré a la Universidad de Monterrey he sido misionera; con gran seguridad  puedo decir que es una de las mejores decisiones que he tomado en mi vida y que me ha hecho crecer como persona. Después de pensarlo un tiempo, tomé la decisión de dar otro paso más e irme de Misiones Internacionales, en Zambia.

Como parte de la preparación hemos tenido distintas actividades, como la participación en la Misión Nacional UDEM en Semana Santa, distintos apostolados y retiros de formación. “Irás adondequiera que te envíe, y proclamarás todo lo que yo te mande. No les tengas miedo, porque estaré contigo para protegerte”. (Jer 1,7)

IMG-20180310-WA0032

Todo el proceso de formación trató distintos temas y dinámicas como la reconciliación, la disposición, el encuentro y la responsabilidad, los cuales en lo personal me han ayudado a reflexionar acerca de que “YO” como misionera tengo la responsabilidad de compartir el amor de Dios, para lo cual necesito primeramente estar bien con Dios, no perder contacto con él, confiar y pedirle perdón. Esto me permite tener disposición y apertura para ayudar y apoyar en cualquier situación que Dios indique, y recordar que Él no me pedirá nada que no me haya dado ya.

WhatsApp Image 2018-05-16 at 3.08.24 PM

Todos somos humanos, cada uno de nosotros cargamos con miedo de dejar familia o amigos y nos preguntamos constantemente si estamos lo suficientemente preparados para ir a la misión. Tanto a mí como a mis 24 compañeros que vamos tanto a Zambia como a Perú, la preparación nos ha ayudado a conocernos más entre nosotros, ahora sé que voy acompañada de gente maravillosa y especial, estoy segura de que no debemos de sentirnos con miedo porque no estamos solos, tenemos a Dios y a nuestra segunda familia acompañándonos en toda la misión. Por otro lado, puedo decir que tampoco  tenemos que tener dudas porque cada uno de nosotros tenemos algo especial, “un tesoro” que Dios necesita para llevar su palabra y que su amor sea compartido a todos.

Estoy lista para estas misiones, no tengo miedo porque voy a compartir el amor de Dios, acompañada de Él a través de mi frate, no tengo dudas porque Él confió en mi y me llamó por una razón.

“Yo oí la voz del Señor que decía: «¿A quién enviaré y quién irá por nosotros?». Yo respondí: «¡Aquí estoy: envíame!»”. (Is 6,8)

IMG-20180310-WA0029

Submit a comment

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s