Mi experiencia en Newman Civic Fellowship

Por Evelyn Monreal
Estudiante de Derecho y del Programa Formar para Transformar

El semestre pasado tuve la maravillosa oportunidad de viajar a Boston representando a la UDEM en la conferencia anual que ofrece Campus Compact, esto por haber obtenido el premio New Man Civic Fellowship 2018.

Campus Compact, es una organización que busca agentes de cambio a través de estudiantes comprometidos con la comunidad, y solucionadores de problemas públicos de universidades que sean parte de esta red. Cada año Campus Compact lanza la convocatoria “New Man Civic Fellowship”, y es la Universidad quien nomina al estudiante a través de una convocatoria interna dentro de esta.

Al ser acreedora de esta distinción además de recibir mentoría local, Campus Compact acompaña a los fellows seleccionados a incrementar la capacidad de mejora a la vida comunitaria, y a su vez te brindan un acompañamiento para el incremento de la responsabilidad cívica y social que tienes como estudiante.

Al llegar a Boston el 16 de Noviembre, tras un largo viaje, estaba muy emocionada pero a la vez nerviosa, ya que sabía que al igual que yo había muchos jóvenes con las mismas ganas y proyectos que conocería.

Al iniciar el registro me di cuenta que la UDEM es la única universidad mexicana que pertenece a la red de Campus Compact, lo cual me hizo sentirme aún más orgullosa y comprometida, ya que había universidades que actualmente son de las mejor evaluadas en EU dentro de la red.

Ya dentro del evento e iniciando con el networking con mis demás compañeros , me di cuenta de algo muy valioso que la universidad nos ofrece a nosotros como alumnos, que es no solamente el lanzar convocatorias como estas, si no impulsarnos en hacer realidad cada proyecto, y capacitarnos para poder hacer sostenibles ya sea un proyecto social o negocio. En el momento de dar a conocer la UDEM platicaba de la Incubadora de Negocios, del programa la que pertenezco Formar Para Transformar, de la promoción y seguimiento que se le da a grupos estudiantiles que tienen causas sociales, y mis compañeros fellows se sorprendían que la UDEM no se limitara a lo académico.

Uno de los objetivos principales de Campus Compact es crear una red internacional de líderes estudiantiles, para que entre nosotros podamos apoyarnos mutuamente en la creación de proyectos trascendentales a nivel internacional. Uno de los temas a debatir era el tema de los migrantes y el sueño americano en Estados Unidos, y fue aquí donde conocí a la comunidad latina dentro de la red, que al igual que yo dimos a conocer las dificultades e inquietudes que tenemos respecto al tema, y tuvimos una voz y voto dentro de la generación 2018 de fellows.

Sin duda alguna fue una experiencia que más que inolvidable me hizo crecer en muchos ámbitos profesionales, enriquecer mis redes de contacto, y aumentar el panorama de soluciones, conociendo como lo hacen más compañeros de la red. Así mismo me comprometió a seguir aprovechando las oportunidades de crecimiento que la UDEM brinda.

Me gustaría mucho que la UDEM siguiera nominando estudiantes que trabajen en proyectos sociales, y que este evento siga siendo una increíble plataforma de crecimiento personal y profesional al entrar en un contexto global distinto al nuestro para poder conocer las ganas, metodologías, alianzas e, incluso, nuevas amistades para lograr el cambio.

New Man Civic fue para mí sin duda una herramienta clave para mejorar los procesos y metodología con la que se implementa mi proyecto “Dar Sin Esperar”, y me hizo darme cuenta que existen en muchas partes del mundo estudiantes como tú y como yo: comprometidos. Está en nosotros el compromiso de no dejar de prepararnos, capacitarnos, y poner nuestras habilidades al servicio de los demás. “Nunca es suficiente”, y efectivamente como dijo Malala Yousafzai:

“HAGAMOS AHORA NUESTRO FUTURO, Y HAGAMOS QUE NUESTROS SUEÑOS SEAN LA REALIDAD DEL MAÑANA, DEBEMOS CREER EN EL PODER Y LA FUERZA DE NUESTRAS PALABRAS. NUESTRAS PALABRAS PUEDEN CAMBIAR EL MUNDO.”

Deja un comentario