Confirma su llamado en “Ven y sígueme”

Sebastián Belmont Román, estudiante de IDA.

A lo largo de mi vida en la UDEM he tenido un crecimiento en mi espiritualidad gracias a las diferentes actividades que ofrece el Departamento de Espiritualidad Universitaria para el Servicio, DEUS, tales como la misa diaria, hora santa, misiones. Esta última fue una de las mejores experiencias que he vivido y donde fortalecí mi fe, ya que en misiones puse mis conocimientos, habilidades y tiempo al servicio de los demás, tal cual me lo ha enseñado la UDEM a lo largo de mis estudios y como lo refleja en su lema “Homo hominis in ministerio perficitur” (El hombre sólo se realiza al servicio del hombre).

El semestre de primavera 2019 fue cuando me sentí más integrado al Centro Misionero Universitario, CMU, y fortalecí la amistad de sus colaboradores: Jorge Martínez, Slendi Marines, Marcela Quiroga y Ana Karen Gracia, quienes son unas grandes personas y he aprendido demasiadas cosas y sigo aprendiendo. 

A principio de ese semestre Lorena Villareal, a quien la conocí en una de mis misiones y tengo una gran amistad, me invitó al programa de “Ven y Sígueme” en donde me dieron la oportunidad de prepararme a lo largo del semestre para recibir el sacramento de la Confirmación. Mi catequista fue la Hermana Guadalupe a quien le agradezco todas las enseñanzas que me dejó; me cambio la forma de pensar y de ver todas las bendiciones que tenemos que muchas veces no notamos por la poca sensibilidad que nos causa el estar apurados u ocupados. Desde mi primera preparación hasta la última hay un gran recorrido donde se refleja todo el trabajo que hubo en DEUS, CMU y “Ven y Sígueme”.

El día de mi confirmación, el pasado 19 de mayo, fue un día muy especial para mí, ya que recibí una gracia muy importante a través de este sacramento. Me acompañaron muchas de mis amistades que fui conociendo en diferentes grupos estudiantiles, Gente UDEM, Misiones, etc.

Confirmación en la Catedral Metropolitana de Monterrey

Gracias a esta experiencia afirmé y fortalecí mi fe que mi familia cultivó al largo de mi vida desde mi bautizo. Estar confirmado me compromete a servir y ayudar a los demás como nos invita la Iglesia Católica. Como mi madrina elegí una persona muy especial para mí porque ha visto el crecimiento espiritual que he tenido desde segundo semestre, en donde participé por curiosidad por primera vez en Misiones Nacionales hasta el día de hoy que me preparé para mi confirmación y para irme de misiones internacionales. Ella ha sido una de las personas de quien he aprendido mucho, es Slendi, quien fue la encargada de misiones nacionales cuando me fui por primera vez.  

Les quiero invitar a inscribir Misiones y acercarse al grupo “Ven y sígueme” si les falta y desean recibir un sacramento y como yo confirmen su fe en el servicio a los demás.

Amigos de Misiones Internacionales y del CMU acompañando al recién confirmado.

deus@udem.edu.mx

campuslifeudem

Deja un comentario