El dinero y la salud

Por Charlie López
Asesor CampusLife UDEM

Cuando pensamos en salud normalmente pensamos en el cuerpo, pero olvidamos que la salud también incluye a la mente. Hay muchas cosas que pueden llegar a afectar nuestra cabeza, y muchas de ellas a veces se convierten en preocupaciones. Preocupaciones por la familia, por la escuela, los amigos, el dinero. ¡EL DINERO!

El dinero y yo nunca nos hemos llevado bien. Tenemos una relación tan corta, porque llega y se va de pronto. Esto me genera bastante estrés, ya que pienso ‘¿cómo le voy a hacer para pagar esta deuda que tengo con el sueldo que gano? ¿cuándo voy a poder ahorrar? ¿cómo estarían mis finanzas si no hubiera hecho ese viaje?’

Vivir preocupados por el dinero no es bueno para la salud, ya que aunque de esto no depende nuestras vidas, el dinero es importante para llevar a cabo nuestros proyectos personales y suplir las necesidades básicas de nuestras vidas.

Durante la Semana de la Salud y el Deporte en la UDEM tuve la oportunidad de asistir a la charla ‘Salud financiera para estudiantes’. La conferencia fue impartida por el Lic. Gerardo Blanco, Gerente Comercial de Consolida Capital, empresa que ofrece servicios financieros. Él nos compartió 8 recursos para tener finanzas más saludables. Aquí te los comparto:

1. METAS
Es importante que para una buena salud financiera primero definamos nuestras metas de vida. Son estas metas las que lograran motivarnos a usar nuestro dinero de manera adecuada. Las metas que definamos tienen que tener 5 elementos: ser específicas, medibles, alcanzables, realistas y definidas por un periodo de tiempo. Si tus metas cumplen con estos requisitos, ten por seguro que vas por buen camino.

2. PRESUPUESTO
Una vez establecidas tus metas es importante saber cómo usas actualmente tu dinero para identificar donde se encuentran esas fugas financieras que son la que a veces nos tienen hundiéndonos. Saber qué tipos de gastos estas generando te ayudará a saber con cuanto capital cuentas para lograr tus objetivos. Tapa esas fugas, y reordena tus gastos.

3. AHORRO
Lo que usualmente sucede es que primero gastamos nuestro sueldo y luego decimos: “De lo que me sobre voy a ahorra”. Eso es un error. El ahorro tiene que volverse un hábito, y funciona cuando primero separamos nuestro ahorro de los gastos que tenemos que realizar. En la conferencia mencionaron que ahorrar es como hacer ejercicio. Tienes que empezar de poquito en poquito porque si no te lastimas. Empieza ligero, y poco a poco ve aumentando. Ahorrar un 10% de tu sueldo es excelente.

4. FONDO DE EMERGENCIA
Nunca sabes que puede pasar en la vida. Pero tener un ahorro no es suficiente. Hay que estar preparados para todo. Es importante guardar dinero para casos especiales.

5. DEUDA
En las finanzas hay deudas sanas y deudas insanas. Las deudas sanas son aquellas que te reditúan de forma económica, mientras que las insanas son aquellas que simplemente gastan tu bolsillo. Independientemente que las deudas que actualmente cargues, es importante pagarlas. Una recomendación que nos dieron fue pagar las deudas de la menor a la mayor. Eso te dará un sentido de avance, como cuando dejas para el último las preguntas difíciles del examen y contestas primero las fáciles. Y otro consejo es: paga totales. En lugar de ir haciendo pagos pequeños, paga todo de una sola vez en cuanto tengas el dinero.

6. INVERSIONES
Invertir siempre será riesgoso, pero vale la pena. Puedes empezar con un Fondo de Inversión, pero no inviertas todo en una sola cosa, busca cómo diversificar tu inversión porque si una de tus inversiones truena, al menos tendrás un respaldo.

7. RETIRO
Llegará un punto en el que la edad no te dejará seguir trabajando. ¡Cuánto antes empieces será más barato tu retiro! Para tu retiro necesitas alrededor del 70% de tu ingreso de vida, por lo tanto, teniendo esta cantidad en cuenta, puedes establecer un objetivo de ahorro anual para ir guardando poco a poco.

8. SEGUROS
¿De qué sirve tener todos estos recursos financieros si no tienes salud, o un patrimonio, o vida? Otro gran recurso son los seguros, como los seguros de vida, de gastos médicos mayores, de automóvil, de vivienda, etc. Pero por encima de todo seguro, asegúrate de ser feliz con lo que tienes.

Todos estos recursos me serán de gran ayuda para mi salud financiera. Espero que te sean de utilidad también. Cuida tu salud física, tu salud mental y tus finanzas.

campuslifeudem

Deja un comentario