Mi experiencia de Innovación Social en Oaxaca

Por Lizbeth Rangel
Negocios Globales, 5to semestre

¡Hola! Soy Lizbeth, y tengo 20 años. Este verano cursé la materia Taller de Formación Social en el mes de julio, y como grupo realizamos un viaje a Oaxaca. El viaje tuvo una duración de seis días, del 13 al 19 de julio. Como parte de la experiencia y el proyecto tuvimos que leer muchas investigaciones y ver documentales sobre Oaxaca, México y el mundo. En estos nos presentaban las principales problemáticas por las que pasan las personas de la localidad.

Durante el viaje tuvimos varias visitas programadas con diversas iniciativas como: Mundo Ceiba, las Mujeres del Barro Rojo, los Mezcaleros de Santiago Matatlan, Capulalpam Toys y los artesanos de Arte Vida y Tradición. Cada visita dejaba un mensaje, ya que es increíble como las personas con determinación y dedicación salen adelante y cumplen sus metas. Para muchos de ellos no fue sencillo, pero paso a paso se pudo ir logrando. Algunos de ellos ya son reconocidos mundialmente. ¡Orgullo mexicano!

Además de estas visitas tuvimos un panel con emprendedores donde se presentaron Edgar, Tabatha y Juan Carlos. Los tres son originarios de Oaxaca, por lo tanto conocen bien las necesidades de su comunidad y luchan por un cambio. El ver y escuchar sus historias dejó un impacto en mí. Al momento que estar ahí me nació ayudar e impulsar a mi país para crear mejores oportunidades.

Para mí en lo personal, esta materia y el viaje me dejaron una espinita de hacer algo. Sé que no se pueden cambiar las cosas de la noche a la mañana en el mundo, pero sí siento que hay cosas que como sociedad podemos ir haciendo que ayudarán a mejorar la calidad de vida de los más necesitados. El viaje me ayudó a abrir mis puertas y a tener una visión nueva de la realidad. En mi opinión primero se empieza por nuestra comunidad, después con nuestra ciudad, y luego con nuestro país, por último, con el mundo si es que es posible.

Me llevo de este viaje que no todo es hacer negocio. Puedes emprender ayudando a los demás; ayudándose mutuamente. Esta experiencia fue única, algo totalmente inesperado ya que no sabes el impacto que algo te dejará hasta que lo vives. Pasas por risas, desvelos, cansancio, nuevas amistades; se podría decir que es una experiencia única que deja huella.

Para que seas de las primeras personas en enterarse de nuestro próximo viaje* de Innovación Social, regístrate en el siguiente link: https://forms.gle/DShYbdbdcCY8X5JD7
*Fecha tentativa VR-20

campuslifeudem

Deja un comentario