Reflexión: Miércoles de Ceniza

Por Fernanda De Nigris,
Ciencias de la Información y Comunicación, 4to semestre

El Miércoles de Ceniza da inicio al tiempo de Cuaresma, el cual comprende los 40 días antes del Domingo de Resurrección. La imposición de la ceniza nos recuerda nuestra propia mortalidad, “de polvo venimos y en polvo nos convertimos”. En este tiempo reflexionamos y nos preparamos para los misterios de la pasión, muerte y resurrección de Cristo.

Desde los primeros siglos del cristianismo, las personas se colocaban ceniza en la cabeza y se mostraban ante la comunidad con un “hábito penitencial” para recibir el Sacramento de la Reconciliación el Jueves Santo.

La Cuaresma adquirió un sentido penitencial para todos los cristianos casi 400 años d.C., y a partir del siglo XI, la Iglesia Romana impone las cenizas al principio de este tiempo.

Significado de la Ceniza

La ceniza es un símbolo que nos recuerda nuestra propia fragilidad y mortalidad, que necesita ser liberada por la misericordia de Dios. También es un símbolo de humildad, en donde recordamos nuestro origen y nuestro fin: “Dios formó al hombre con polvo de la tierra”; “hasta que vuelvas a la tierra, pues de ella fuiste hecho”.

En la celebración de la palabra que tuvo lugar este miércoles 26 de febrero en la Sala de Eventos del CCU, el sacerdote nos habló sobre tres factores que son muy importantes en la cuaresma:

  1. Conversión: consiste en un cambio de vida, en cambiar las cosas que no nos hacen sentir plenos delante de Dios. Tenemos que verlo como algo posible de realizar.
  2. Reconciliación con Dios: es un tiempo de gracia y de encuentro con Dios. Es el momento en que le podemos pedir perdón a Dios por todas las faltas que hemos cometido. Como dice San Pablo: “Déjense reconciliar con Dios”.
  3. La oración, limosna y ayuno: Estas propuestas nos ayudarán a tener un contacto con Dios y una verdadera conversión.

En esta Cuaresma te invitamos a convertirte y reconciliarte con Dios.
Puedes hacerte estas preguntas, ¿por qué estás trabajando?; tu empeño, tu trabajo, tu vida, ¿a qué están dedicados? ¿A las cosas que se convierten en polvo? ¿A las cosas que son trascendentes? Te invitamos a meditar, reflexionar y conectarte con Dios durante esta temporada.

campuslifeudem

Leave a Reply