Sostenibilidad desde casa: Laura Escárcega

Por Laura Escárcega,
Psicología, 5to semestre

¡Hola! Yo soy Laura Escárcega, estudiante de Psicología en quinto semestre. Me gusta involucrarme en las actividades de la UDEM, en especial las relacionadas con la sostenibilidad y el feminismo. Este diciembre cumplo dos años como parte de OIKOS, terminando mi segunda gestión como presidenta. OIKOS es un grupo estudiantil formado por alumnos que nos interesa la sostenibilidad, donde compartimos desde nuestra experiencia, la de expertos y por medio de actividades, cómo tener hábitos más sostenibles en nuestro día a día.

Al invitarme a escribir para el blog me preguntaron ¿cómo ha sido la experiencia de estar en casa? Esto es ahora para todos nosotros nuestra normalidad, pero aun así todos la vivimos de manera distinta. Una de las cosas que más me ha costado adaptarme es la interacción con los demás integrantes de OIKOS. Creo que la pandemia en parte nos quitó un poco el poder interactuar más; es diferente organizar una conferencia presencial y convivir durante todo el proceso de planeación, a organizar una conferencia por Zoom, donde todo se vive de manera más individual.

Pero la pandemia también ha sido una gran oportunidad para el grupo, al motivarnos a buscar nuevas actividades dinámicas y atractivas, para poder compartir la sostenibilidad con los demás. Esto nos dio la oportunidad de platicar tanto con los mismos alumnos de la UDEM con proyectos sostenibles, como con empresarios y expertos en temas ambientales y sociales, que estando de manera presencial probablemente no los hubiéramos contemplado como una primera opción.

“No ha sido fácil realizar las actividades a las que estaba tan acostumbrada en la UDEM; adaptarme y acostumbrarme a este nuevo formato ha sido un desafío, pero personalmente me ha retado a encontrar una nueva manera de hacer las cosas”.

Muchas veces la sostenibilidad se ve como algo que se hace fuera de casa; el rechazar los plásticos de un solo uso, compartir el carro con amigos o un medio de transporte público para ir a algún lugar, el comprar productos de tiendas responsables con el medio ambiente y la sociedad. Todo esto cambió al estar en casa ya que muchas de estas cosas ya no las hago, pues ya no son parte de mi vida diaria, pero esto no significa que mis acciones dejaron de tener impacto en el mundo.

Esto me llevó a analizar sobre lo que hago estando en mi casa y con esto muchas preguntas surgieron. ¿Por qué sacamos la basura de mi casa tres veces por semana? ¿Qué es lo que forma parte de nuestra basura? ¿Cuánta se puede reciclar? ¿Realmente se recicla? ¿Puedo cambiar mi alimentación por una que tenga menos impacto ambiental? ¿Cómo evito mis residuos? Y la energía de mi casa, ¿qué tan limpia es?  Con esto, me di cuenta que la basura está en todos lados, y hay una que es mucho más fácil de evitar que otra.

“Cada esfuerzo que hagamos cuenta y tiene un impacto. Es algo que sigo trabajando, especialmente ahora que estoy en casa”.

En la basura que no se puede evitar está la que se puede separar y después llevarla a reciclar, lo cual me llevó a empezar a hacer compostaje en mi casa. Me di cuenta que es mucho más fácil de lo que pensaba; la tengo en una cubeta en mi cochera y cuando está lista la composta la pongo en mis plantas o en el parque de la colonia. Esta es de las cosas que más satisfacción me produce; el poder regresar a la tierra un poco de la gran cantidad de alimentos que nos da, y es algo tan sencillo que el hacer una composta trae muchos beneficios a comparación de mezclar toda en la basura y que se convierta en un problema. También, después de mucho investigar, leer, informarme y platicar con otras personas he ido reduciendo mi consumo de alimentos de origen animal, y mi objetivo es eliminarlos por completo. Ahora disfruto mucho mis comidas al ir quitando los productos animales.

Este tiempo en casa me ha ayudado a buscar alternativas a lo que de manera presencial hubiera hecho en la UDEM. Y también me ha hecho mucho más consciente de mis hábitos para alinearlos cada vez más a lo que comparto en OIKOS.

campuslifeudem

Leave a Reply