Cuidado la casa común: Laudato Si’

Majo Sánchez Ibarra
Ingeniería en Innovación Sustentable y Energía, 1er semestre

El Laudato Si’ es un término que muchos han escuchado pero que pocos han tenido oportunidad de profundizar. Este es mi primer semestre en la UDEM, y la primer cocurricular que supe que quería llevar en este tiempo fue MisionES, del Centro Misionero Universitario y del Departamento de Espiritualidad Universitaria para el Servicio. A pesar de que este año no fue posible ir de misiones presencialmente, se encontraron maneras de vivir esta misión desde casa, y que mejor tema para acompañar la misión en casa que los propuestos en la encíclica del Papa Francisco Laudato Si’.

Desde mi punto de vista, el cuidado de la casa común es un tema al que urge prestar atención ya que, a pesar de su relevancia, no se tiene tanta información como se debería. Me gustó mucho poder profundizar sobre los temas de la encíclica, por ejemplo, de la pérdida de la biodiversidad y la contaminación, pero desde un punto de vista católico. La verdad no me había imaginado que este tipo de temas tendrían una relación tan estrecha con la Iglesia, pero entre más lo reflexiono, más me doy cuenta de que es así, en especial de todas las acciones grandes o pequeñas que puedo hacer desde mi hogar. He puesto en práctica distintos proyectos para poner mi granito de arena. Además, en el curso, trabajamos un proyecto de promoción de estos temas en redes sociales y elaboramos material de trabajo para comunidades católicas de la parroquia San Vicente de Paúl.

La casa común es la creación de Dios: el medio ambiente, los animales, el prójimo y uno mismo; todos somos casa común y por lo tanto todos somos creación que necesita ser cuidada.

Algo que me llevo de este tema, es que el ser un buen católico no es algo que se vive nada más en la convivencia entre personas, sino también en la convivencia con todo lo que nos rodea, desde el animal más pequeño, hasta el árbol más grande, desde la ropa que compramos, hasta los alimentos que consumimos. Todo tiene un impacto, ya sea positivo o negativo al cual se le debe prestar atención. Es importante poner nuestro granito de arena porque el tiempo se nos está acabando; involucrarnos haciendo cambios de hábitos en nuestra vida diaria, y empezar hoy.

Quisiera cerrar esta nota con la frase: “El creador no nos abandona, nunca hizo marcha atrás en su proyecto de amor, no se arrepiente de habernos creado. La humanidad aún posee la capacidad de colaborar para construir nuestra casa común“.

campuslifeudem

Leave a Reply