La solidaridad no tiene límites

Por Sofía Martínez,
Licenciatura en Educación y Licenciatura en Psicopedagogía, 8vo semestre

La pandemia ha cambiado la forma en la que todos hemos operado; sin embargo, eso no ha detenido a los estudiantes de la universidad para realizar su servicio social. 

Cada semestre, los alumnos que cursan su servicio social deben asistir a una Expo Feria, en donde las organizaciones participantes se dan a conocer, invitando a los estudiantes a formar parte de su equipo de voluntarios. Este año, la feria tuvo que ser completamente en línea. 

Aunque uno se podría imaginar que no es posible realizar el servicio social a través de una computadora, la realidad es que 755 alumnos lograron comenzar su voluntariado este enero. Y aunque la experiencia ha sido muy diferente por ser en línea, igualmente ha sido muy enriquecedora. 

Rafael Salazar, de 4to semestre de la carrera de Licenciatura en Dirección y Administración de Empresas, nos contó sobre su experiencia, y dio a conocer que, a pesar de ser virtual, está disfrutando mucho su servicio en la fundación Latiendo por México.

Aún por medio de Zoom, hay mucha interacción con los otros voluntarios, y se promueve mucho la colaboración. Además, todo el manejo de la organización es muy eficiente. Por ser en línea, y durante la pandemia, hay mucha comprensión y flexibilidad por parte de la organización. 

Rafael imparte talleres de valores como parte de su servicio, y aunque le gustaría la oportunidad de hacerlo de manera presencial, igual se encuentra muy contento con la experiencia que está viviendo, y entra siempre con una actitud positiva. 

El servicio y la solidaridad se pueden vivir siempre, no importa dónde, y no importa cómo. La filantropía está en ayudar a los demás, de la manera en la que podamos. Si en estos tiempos nuestra forma de apoyar es por medio de la computadora, que esta modalidad no nos detenga para pensar en el otro, y actuar de manera altruista. Podemos ser héroes desde nuestra propia casa. 

campuslifeudem

Leave a Reply