Reflexiones: ¿cómo has vivido la Cuaresma en casa?

Ya estamos en tiempos de Cuaresma y a unos días de empezar la Semana Santa; por ello, varios alumnos de algunos grupos DEUS son comparten su experiencia durante estas semanas en casa, cómo la viven y qué es lo que más disfrutan.

“Por eso, ahora la voy a conquistar, la llevaré al desierto y allí le hablaré al corazón. (Oseas 2,14)” Si tuviera que resumir mi Cuaresma, en una frase, sería el versículo pasado. Tengo que confesar que para el inicio de la Cuaresma yo me encontraba algo desmotivada y en una sequedad espiritual, no obstante, Dios siempre se vale de las personas correctas y pone todos los medios para llegar a ti una y otra vez. ¡En definitiva, Dios nunca deja de sorprenderme! Este tiempo ha sido de mucha escucha y comunicación con mi Padre. ¡Un tiempo para conocerlo mejor, para profundizar y para volver a enamorarme de Él!

Salma Villeda – Misión Católica Universitaria

Esta cuaresma ha sido diferente a las demás, encontrar un espacio en una vida tan acelerada, no ha sido nada fácil. A pesar de esto, son más grandes las ganas que tengo de preparar mi corazón que las excusas que pudieran existir.  Sin importar las cosas que tenga que hacer, me tomo por lo menos cinco minutos cada día para orar, escribir, leer, y vale totalmente la pena. Me encanta que ahora tenemos muchas herramientas que nos ayudan en esta preparación, ¡hay que aprovecharlas! Que con simples frases te motivan a continuar y te recuerdan el verdadero significado de la cuaresma, la prueba más grande de amor que existe. Te invito a que prepares tu corazón sin importar las adversidades que se presenten.

Fernanda Álvarez Secretaria de espiritualidad y servicio de la FEUDEM

Esta cuaresma no solo quería pasar el examen, quería romperla. Entonces, me pregunté: Cuando tengo muchas ganas de lograr algo ¿cómo me preparo? Este año decidí vivir mi cuaresma como respuesta a esta pregunta: aprendiendo, practicando, preguntando. He buscado aprender de Dios mediante contenido en línea, en libros o en talleres virtuales, pero, sobre todo, he intentado que Dios se vuelva conversación y medio de compartir con los demás… así, aunque no me dé cuenta, también pregunto, también aprendo, también practico. En esta cuaresma también he intentado practicar diariamente un examen de conciencia y he intentado hacerme las preguntas correctas a mí misma, a Dios y a mis hermanos, y es que ¡nunca ha sido tan fácil trabajar en uno mismo como ahora! Y, a pesar de que la batalla más difícil es la que tenemos con uno mismo, también es la que más vale la pena ganar.

Andrea Mercado – Ministros UDEM y Líder de Estudio FOCUS UDEM

Esta cuaresma ha sido increíblemente transformadora. Mi mayor reto ha sido encontrarme conmigo mismo, y a Dios en mí. Me di cuenta de que cuaresma no es un momento ajeno a mi vida, no son 40 días que separo en un cajón, y que guardo hasta que vuelva a iniciar dentro de un año. Descubrí que la cuaresma es un momento de preparación, pero para llegar a la plenitud de mi vida con Cristo; es un permanente estado de crecimiento, interiorización y oración continua. Es recordar que Dios está conmigo y que me ama tanto que quiso bajar a decírmelo, y me ama todavía más que decidió quedarse conmigo. La cuaresma ha sido para mí preparar el alma para recordar quién soy, de dónde vengo, y a dónde voy. Aprendizaje: mi vida de fe depende de mí; no de mi comunidad o de el alcance que tenga a la Iglesia o a los Sacramentos. Este tiempo de pandemia me ha puesto a prueba, y he descubierto que soy yo quien decide vivir mi vida con Cristo.

José Agustín Gutiérrez – FOCUS Catholic

Para este punto de la pandemia, creo que es un hecho que nos hemos adaptado y ya nos acostumbramos a la virtualidad en el ámbito académico. Lo cierto es que nuestras otras áreas de la vida, necesitan de una atención diferente y que se viven igualmente de manera muy diferente a actividades escolares o laborales. No ha sido fácil vivir mi espiritualidad en la pandemia y de hecho estuve en un “desierto”  o “sequía” durante la primera parte del confinamiento. Ahora bien, viviendo la cuaresma virtual lo que me ha ayudado es apoyarme en mis dos grupos de acompañamiento espiritual para no ir sola. Si algo puedo recomendar a quien se sienta un poco perdida o perdido en estos momentos, es no dejar de orar y acompañarse de alguien.

Itzel Cantú – Ven y Sígueme

Esta cuaresma ha sido una experiencia muy enriquecedora para mi, gracias a Dios he estado rodeada de muchos recursos que me han permitido reflexionar y vivir el desierto de una manera en la que nunca lo había vivido. Los grupos de whatsapp para orar, libros y reflexiones han sido una enorme fuente de enriquecimiento, por lo que me atrevo a decir que esta ha sido la cuaresma más significativa que he vivido.

Mónica Garza – Dios encuentra donde lo busques

Atrévete a vivir con toda la actitud estos días que quedan de Cuaresma, así como la Semana Santa y los días de Pascua.

Edición: Bianca Campolongo y Beatriz Cornejo.

campuslifeudem

Leave a Reply